MIRA: Cómo Sech hizo realidad sus “Sueños” – Mixradio FM

MIRA: Cómo Sech hizo realidad sus “Sueños”

Desde una edad temprana, Sech aprendió que, por lo general, hay dos caminos contrastantes en la vida y que con cada decisión que se toma puede haber graves consecuencias. Un niño naturalmente observador, documentó todo lo que vio en las calles de su Panamá natal. Señaló las dificultades que acompañan a las malas decisiones y, quizás lo más importante, reconoció las recompensas que vienen con la fe y el trabajo duro. Se preguntaba: “¿Tomaré el buen camino o el malo?” Pero para volverse grande, sabía que solo había un camino por recorrer y Sech estaba destinado a la grandeza.

Antes de que Sech se convirtiera en una de las exportaciones más calientes del pop latino contemporáneo, Carlos Isaías Morales Wiliams nació en Río Abajo de dos pastores. Primero desarrolló sus dotes musicales en la iglesia, desempeñando funciones de coro como baterista y más tarde como pianista y cantante, pero las calles se cargaron con “otro flujo”, como recuerda. Ese flujo fue impulsado por el reggae en español, el precursor local del reggaetón en Panamá que fue introducido al mundo por pioneros del género como El General y Nando Boom de la ciudad de Panamá. “El General rompió una barrera, luego Flex otra, Joey Montana otra, La Factoría, Eddie Lover, Makano y muchos otros artistas”, dice Sech sobre su impacto internacional. “Sembraron la idea de que este sueño es posible”, reflexiona. “Que puedes ser un gran artista de un país tan pequeño”.





Durante su adolescencia en Panamá, Sech descubrió los ritmos de su compatriota DJ Seven e inmediatamente se adentró en software de producción como FruityLoops (ahora conocido como FL Studio). Pasó noches de insomnio enfrascado en su nuevo amor por la creación de ritmos. “Me quedaba despierto hasta las 9 o las 10 de la mañana trabajando en mi computadora, hasta que mejoraba cada vez más”, recuerda. “Juro que nunca pasé mi tiempo fuera del estudio […] tenía fe en que con trabajo duro y esfuerzo, algún día podría hacer algo en la música”. Después de cortarse los dientes como productor, siguió la composición. Mientras tanto, el joven artista apoyó su oficio con trabajos de jornada laboral en las industrias de servicio de alimentos y construcción. De 2014 a 2017, el esperanzado artista lanzó en línea una gran cantidad de canciones con tintes de dancehall, pero deseaba un nivel de éxito que se le había escapado hasta ese momento. De hecho, estuvo a punto de dejarlo hasta que un amigo lo animó a darle una oportunidad más. El lanzamiento que siguió, una balada melódica titulada “Miss Lonely”, se convertiría en su avance creativo. El exitoso sencillo de 2017 fue producido por Dímelo Flow, un superproductor de Miami-by-way-of-Panama que pronto ayudaría a catapultar a Sech a una sensación nacional de la noche a la mañana. “Cuando llegamos al hotel [para actuar en Panamá], tomo una siesta rápida y cuando me despierto, [mi equipo] me dice,‘ el club está súper lleno. ¡Prepárate para cantar! ‘, Digo’ seguro ‘, pero cuando llegué, literalmente no había lugar para una persona más, hermano ”, recuerda. Poco después, “Miss Lonely” se volvió viral en Colombia y su reconocimiento internacional llevó a Sech a firmar un contrato de grabación con el sello independiente Rich Music en rápido crecimiento en 2018.

Al año siguiente, el panameño de 26 años se disparó de artista emergente a superestrella auténtica gracias a su enfoque musical genuino y astuto. Su meteórico ascenso fue impulsado en gran medida por su tema de R & B-reggaeton de 2019, “Otro Trago”, con Darell, consolidándolo como una de las estrellas emergentes más prometedoras del pop latino. El gran éxito alcanzó el puesto número uno en la lista Hot Latin Songs de Billboard y registró más de 500 millones de visitas en YouTube. Desde el lanzamiento de su sencillo que encabeza las listas de éxitos, Sech ha lanzado un par de álbumes aclamados por la crítica: Sueños de 2019 y su reciente seguimiento de 2020 1of1. En conjunto, los dos discos han acumulado cinco nominaciones al Grammy Latino y su éxito ha posicionado a Sech para ver a artistas que una vez idolatraba como compañeros. A pesar de la emoción de todo, el crooner panameño insiste en que los elogios y la notoriedad no lo han cambiado. Como él mismo dice, “Siempre recuerdo que soy Carlos, el que canta y ya”. La música lo ha llevado a partes del mundo que probablemente no podía imaginar cuando era niño y crecía en Río Abajo y, sin embargo, su enfoque permanece fijo en su hogar. Y aunque solo está al comienzo de su viaje, ya tiene la vista puesta en el objetivo final: convertirse en un ícono de la música para todo Panamá. Con imaginación y determinación logró materializar sus “sueños” y ahora su atención se ha centrado en promover las aspiraciones de sus compatriotas. “Si me convierto en un ícono de donde vengo, ¿sabes cuántas personas se inspirarán?” reflexiona. “Si lo hago, realmente creo que será más fácil para otros que están surgiendo en mi país. Espero que todos vean lo que se hizo, lo que se está haciendo y [crean] que ellos también pueden hacerlo ”.

@Billboard


Sección de comentarios

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *







Bogotá

92.9 FM

Redes Sociales

Abrir chat
Mixea