Crean nueva aplicación para detectar el coronavirus usando solamente la voz

    0
    76

    Una nueva aplicación para el coronavirus podría identificar la enfermedad por medio de la voz. Es que la pandemia ha llevado a que los especialistas busque la forma más rápida y efectiva de identificar el COVID-19, quienes parecen haber encontrado la solución más práctica.

    “Con tecnología propia, somos capaces de buscar matices en las voces de las personas en las que se valora, no solo el sonido, sino el instrumento generador, la resonancia craneal o el tamaño de la cavidad bucal”, comenta Carlos Gavilán, director de Biometric Vox; sobre el nuevo método de identificar el coronavirus con la voz.

    Para Gavilán, “creemos que cada experto aporta lo que puede en esta crisis y nosotros vamos a aportar nuestros conocimientos, sin ánimo de lucro; por lo que buscamos una entidad pública, y fue el Departamento de Salud del Gobierno Vasco el que se ofreció para trabajar con nosotros”.

    Aplicación para detectar el coronavirus por voz es sencilla

    El médico, al tener la aplicación, pedirá al enfermo que lea unas frases y que tosa y, con esa información, los algoritmos lo archivarán y el sanitario podrá saber si, estadísticamente hablando, esa persona encaja con un patrón; por ejemplo la COVID-19, e, incluso, si tiene un problema respiratorio que no coincide con la pandemia, según indican desde Biometric Vox.

    La compañía Biometric, con ayuda de la inteligencia artificial, se centra en productos en el ámbito de la voz humana y ofrece soluciones de biometría vocal para demostrar la autenticidad de la voz de una persona. Desde el pasado año su equipo de investigadores se ha centrado en el aspecto sanitario para identificar enfermedades en las personas de forma rápida.

    Carlos Gavilán, director de Desarrollo de Negocio de la compañía; explica cómo funciona el trabajo de investigación al que se dedican, para desarrollar esta aplicación para COVID-19; “Con tecnología propia, somos capaces de buscar matices en las voces de las personas en las que se valora, no solo el sonido, sino el instrumento generador, la resonancia craneal o el tamaño de la cavidad bucal”.

    ¿Funciona la voz en esta aplicación para COVID-19?

    Identificar COVID-19

    Carlos Gavilán, director de Desarrollo de Negocios de Biometric Vox. Foto:
    cedida por Biometric. Fuente: EFE.

    De acuerdo al especialista la aplicación para el coronavirus resultaría bastante funcional; “Toda la información necesaria para la identificación va implícita en la voz y, gracias a estos datos, podemos distinguir personas diferentes”, añade.

    Según Gavilán, “existe un abanico muy amplio de posibilidades pero, sintetizando, podemos decir que cada uno tenemos en la voz el carnet de identidad. Comprobando la identidad a través de la voz vamos a tener soluciones para acceder a nuestra banca en sus aplicaciones o en los bufetes de abogados; que permiten firmar un documento con ella, de manera que se acortan los tiempos”.

    Existen muchas opciones para verificar la autenticidad de una persona, puede ser una opción biométrica, a través de una huella facial o dactilar. Pero “con el sistema que nosotros hemos creado -continúa Gavilán-; con un simple micrófono, por ejemplo al hablar en manos libres en el coche ya se identifica el COVID-19”.

    “Además, por la huella vocal no nos pueden engañar, no pueden surgir imitadores o grabaciones, porque es tan importante lo que suena como lo que lo genera”, agrega el experto.

    Pero, la crisis para identificar el COVID-19 centró el trabajo de la compañía con el objetivo de ayudar al sector sanitario con trabajos sobre el estudio de la voz mediante técnicas de inteligencia artificial.

    “En el momento que comenzó la pandemia nosotros nos encontrábamos colaborando con el investigador Domingo Pascual en el Hospital Virgen de la Arrixaca, de Murcia (sureste de España). Para relacionar enfermedades cardiacas con su impacto en la voz”, indica a Efe.

    Una manera de identificar el COVID-19 y otras enfermedades

    En la relación que el equipo de Biometric mantuvo con el ambiente sanitario y “al ver que todo el mundo aportaba lo que podía, cada uno dentro de su especialidad, y puesto que el estudio y tecnología para la identificación de la voz ofreció buenos resultados como biomarcador (sustancias que indican un estado biológico) con el sistema circulatorio y el estado del corazón; Biometric se planteó usarlo para identificar enfermedades respiratorias”, asegura Gavilán.

    Este especialista añade que “antes de embarcarnos en este proyecto, estudiamos trabajos, por ejemplo el de la Universidad de Jarkov, en Ucrania, o de la Universidad de Oklahoma, en Estados Unidos, que afirmaban que la tos en la COVID-19 es particular y que se distingue de otras 20 enfermedades respiratorias”.

    Te recomendamos: 

    La aplicación altruista

    La compañía indica que querían que la investigación y realización del proyecto fuese un trabajo altruista para identificar el coronavirus gracias a esta aplicación. “creemos que cada experto aporta lo que puede en esta crisis y nosotros vamos a aportar nuestros conocimientos, sin ánimo de lucro, por lo que buscamos una entidad pública, y fue el Departamento de Salud del Gobierno Vasco (norte de España) el que se ofreció para trabajar con nosotros”, detalló Gavilán.

    “Ellos nos van a entregar información de los pacientes, podríamos haber trabajado con voluntarios, pero nuestro ejercicio tiene formato de ensayo clínico. El hospital gestiona la información. Nosotros no sabemos el nombre de la persona ni nada que no debamos saber”, precisa.

    En los datos que ofrecen los médicos para identificar el COVID-19; se constata la situación de los pacientes enfermos de esta pandemia, si está muy enfermo, poco, o está curado.

    “Con esos informes, vamos a aplicar nuestro conocimiento sobre la voz para desarrollar algoritmos (conjunto ordenado de operaciones sistemáticas que permite hacer un cálculo y hallar la solución de in tipo de problemas) que busquen patrones que desliguen la COVID de otras enfermedades y distinga personas sanas de enfermas, en función de la cualificación que tenga la investigación”, asegura.

    “Queremos que este test sea un método de diagnóstico que permita distinguir el Covid de otras enfermedades de orden respiratorio. O puede que sea un método simplemente útil para distinguir una tos de una persona sana o de una que está enferma. El médico será el que pueda descubrir si se trata de problemas de ansiedad, hipocondría o de una enfermedad real”. Subraya sobre la aplicación para identificar el COVID-19, el director de Biometric.

    ¿Se gana tiempo con esta aplicación?

    Identificar el coronavirus gracias a la voz ayudaría a ganar tiempo, “este sistema puede ser útil para realizar esa criba rápida, que es lo que los médicos están buscando para poder ganar tiempo y, si se está muy seguro de que no es grave, el uso de ambulancias puede descender en un 20%”.

    El médico, al tener la aplicación que están preparando, pedirá al enfermo que lea unas frases y que tosa. Con esa información los algoritmos de la aplicación para el coronavirus, lo archivarán y el sanitario podrá saber si, estadísticamente hablando, esa persona encaja con un patrón. Por ejemplo el de la COVID-19. Además si está sana e, incluso, si tiene un problema respiratorio que no coincide con este coronavirus, según afirman desde Biometric.

    Esta aplicación para identificar el coronavirus más rápido ya está en marcha y el equipo de la compañía ha marcado un tiempo de estimación de tres meses para que esté listo para su uso.

    “Estamos recibiendo dos tipos de llamadas, una es colaborativa: se está hablando con grupos de investigación de distintas partes del mundo que intentan métodos parecidos o alternativos. Nos vamos a ayudar unos a otros, porque el objetivo es tener una solución pública, entendiendo por publica como accesible a todos”, explica Gavilán.

    El resto de llamadas proceden, dice el director de Biometric, “de empresas e industrias privadas que nos preguntan si pueden comprar la patente. Pero nosotros no vamos a venderla, porque se publicarán los resultados a través del Colegio de Médicos, va a ser de dominio público y va a ser propiedad de la sanidad pública española”.

    La solución al alcance de todos

    Carlos Gavilán concluye que se ha propuesto una generosa decisión en el equipo de Biometric Vox, sobre esta nueva aplicación para identificar el COVID-19 con la voz: “Nosotros estamos trabajando detrás de los sanitarios, queremos que tenga carácter de ensayo clínico y que lo puedan tener los hospitales. Si el Gobierno español desea darlos gratis, pues mejor. Ese es el objetivo, que todos los médicos lo usen y, si funciona, esté en disposición de todos”, concluye.