El reguetonero, Nicky Jam, tendrá que poner la cara y cumplir con el premio que conjuntamente organizó junto a un canal nacional tras ilusionar  a una joven de Caquetá, con una fiesta de quinceaños, pastel y fiesta.

La denuncia la dio a conocer El Espectador; las participantes debían enviar un vídeo de un minuto de duración para convencer al cantante, y Jennifer Cruz, fue la ganadora del premio.

Según lo informó el portal Pulzo luego que los padres de la menor reclamaran el premio y ante el incumplimiento de lo que habían prometido, se empezó una pelea legal exigiendo lo ganado, sin mucho resultado.

Por su parte, los representantes del artista se defendieron asegurando que los motivos por los que no se pudo cumplir con la promesa obedece a que el padre de la jovencita quería convertir este momento en un acto público y cobrar la entrada.

A su vez, el canal también respondió que está dispuesto a conciliar con la familia de Jennifer que exige, además de disculpas públicas, una reparación económica de $345 millones por daños morales y otros $207 millones por daños psicológicos.

Fuente: HSB Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here