Impresionante, así fue el show de más de una hora que anoche ofreció el cantante colombiano JUANES ante más de 140 mil espectadores que estuvieron presentes en la noche de cierre de la 25ª. edición de Rock al Parque, donde hizo un recorrido musical con el que hizo temblar el parque Simón Bolívar y se convirtió en #1 en Twitter.  

El potente concierto mezcló sus más grandes clásicos como A Dios le pidoLa Camisa NegraMe enamora, Volverte a ver con éxitos más recientes como Fuego, con lo que se podrían considerar “regalos” del artista para este público que se rindió ante su sencillez y carisma: la interpretación de  Fíjate bien, que fuera su primera canción como solista y Solo, con la que recordó sus inicios con Ekhymosis y removió la nostalgia entre los asistentes que lo acompañaron en la interpretación. 

Las sorpresas del show siguieron, primero fue la invitación que le hizo a Héctor ‘Zeta’ Bosio, bajista de Soda Stereo, para tocar juntos la canción Cuando pase el temblor, luego la espontanea invitación a Andrés Cepeda y a Fonseca con quienes cantó La Tierra y finalmente, para cerrar su presentación, la interpretación de Seek and Destroy de Metallica, con la que el público enloqueció y que también permitió entender que sus influencias musicales se extienden más allá del rock y por qué hoy es considerado uno de los rockeros más importante de Latinoamérica. 

Pero JUANES no se detuvo en la música, también dedicó unos minutos para hablar del video del niño que llora con rabia, mientras el cuerpo de su madre, la líder social María del Pilar Hurtado, asesinada, yace en el suelo y pidió que eventos como éste, ocurrido en días pasados en Tierra Alta (Córdoba) no se repitan. Para ellos fue su interpretación de Fíjate bien.

 

Después de su show y cuando el público ya aclamaba la presentación de Fito Paez, JUANES reapareció en el escenario de Rock al Parque, esta vez para acompañar con su emblemática guitarra al artista argentino en la canción Ciudad de pobres corazones. En este momento el Parque Simón Bolívar se volvió a estremecer con las voces de los miles que acompañaron a los dos grandes en escena. 

 

Esta fue una noche inolvidable con la que por fin JUANES cumplió uno de sus más grandes sueños: ser invitado de honor en éste, uno de los festivales de rock más importantes de América Latina. Las miles de luces con las que el público al final lo despidió le demostraron al artista que también Bogotá se rindió ante su talento.

 

“He estado en dos oportunidades en Rock al Parque como público y muchos otros festivales los vi desde mi casa en Medellín. Me quedaba ahí viéndolo y siempre pensaba ¿será que nunca voy a poder llegar ahí? yo creo que me he estado preparando para Rock al Parque desde el año 1972, cuando nací, y que todas estas oportunidades que he tenido de tocar por todo el mundo, todo el fogueo que he podido tener y todas esas experiencias de alguna forma me prepararon para este momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here