La  cantante  Ivy  Queen  se caracteriza  por  ser  auténtica , real  y  hablar  de  frente. Sus  letras dictan  esa  franqueza  que  la  proclaman defensora de las  mujeres. Como  ella dice: “las  canta    como  las  ve”.  Esa autenticidad es la que le está  inculcando a  su  hija de dos años Naiovy Kahlin Star.

La exponente urbana  no  cree  en las   fantasías infantiles, ni  en inventar  historias  como el “Cuco”. Prefiere decir la verdad.

Es  así  como  “la Caballota” educa a su  hija  junto a  su  pareja  el coreógrafo Xavier Sánchez, padre  de  la  niña. Desde que  asumió la  maternidad afirma  que  cada  paso  que  da  lo  hace  pensando en el bienestar de la niña. Ese es su  norte.

“Sabes   que  soy  defensora  de la verdad. No  voy  con mentiras ni le celebro  mentiras a  la  niña”, afirma. “Le  celebramos  la vida. Vamos  poco a poco  aprendiendo a ser padres. Por ejemplo, no  me  gusta  repetir el no que  mis padres me decían, porque  es el combustible más grande para que el atrevimiento sea  a plenitud y  eso lo evito con mi hija”, menciona la cantante que  se  convirtió en madre  en el  2013.

En su  hogar  no  se  ve  televisión,  tampoco  se  fomentan los juegos electrónicos, ni se escucha reguetón todo el tiempo. La diversidad musical  es lo que rige su casa.  La  lectura es otro de los  aspectos  importantes  que, señala, promueve en la pequeña.  Aclara  que  tampoco  se trata  de que la  menor  viva  en una  burbuja, sino de que experimente las etapas de acuerdo a su  edad.

En esa  línea, contrario  a lo que  muchos  pudieran pensar de que la  hija  de  Ivy Queen  debe  ser  una  niña remozá,  la  cantante sostiene  que ese no es su  estilo. Como ejemplo  de  eso  dice  que  su  estilista  “está  loco  por pintarle   las  uñas  como  las  mías  y  le dije  que  no. Quiero que  ella descubra las etapas paso  a  paso, el día  que  note  mis uñas pues le  explicaré  por qué mamá se  las  pinta de esa manera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here