La inesperada llegada de Shakira y Gerad Piqué junto a sus hijos, Milan, Shasha, alborotó a  Barranquilla.

La pareja se quitó su manto de ‘celebridades’ y se mostraron muy accesibles con los medios de comunicación al igual que con los miles de fans que los esperaban

Fue tanto el asedio de la prensa que la barranquillera y el futbolista decidieron bajar la ventanilla del carro que los transportaba y así expresa en cortas palabras la felicidad que tenían por regresar a tierra colombiana.

Esto luego de accidente que ocurrió a la salida de Barcelona, Piqué dejo ver que estaba muy feliz de regresar después de seis años a la tierra de la madre de sus hijos y donde estarán unos días para disfrutar en familia.

Muy diferente de lo que se lo vio la última vez tras sus salida de Barcelona, cuando se enfureció porque una reportera intentó tomar un foto de la familia al inicio de sus vacaciones y donde el español sacó a relucir su mal humor, mientras la cantante solo se limitó a ver lo que sucedía.

El momento más hermoso de esta visita al país ocurrió cuando la artista accedió que él su hijo mayor, Milán, dijera una palabras en la que al igual que su padres mostró la emoción que siente de regresar al país de su madre y dejó ver su gran dulzura.

Más tarde la pareja disfrutó de una cena, pero no pudieron pasar desapercibidos y los seguidores hicieron hasta lo imposible para tener una foto con el futbolista y la cantante.

Piqué prefirió salir huyendo del lugar y mientras la cantante de ‘El Chantaje’ sin ningún problema poso, sonrió y posó junto algunos seguidores.


Fuente: HSB Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here