Uno de los más escuchados en Spotify, y sin dudas uno de los artistas latinos con mayor renombre en el género trap y reggaetón, deja ver detalles de su trayecto tumultuoso.

En el género urbano, hay casos de artistas que reflejan en sus letras una realidad a medias, ese no es el caso del puertorriqueño Emmanuel Gazmey Santiago, artísticamente conocido como Anuel AA, quien lleva la responsabilidad de ser un ex convicto de la justicia norteamericana.

El oriundo de Carolina (Puerto Rico) es hijo del empresario y ex vicepresidente de A&R Sony Music, Jose Gazmey, encargado de firmar a Tempo en su momento. La vida del artista ha estado plagada de polémica desde su salto a la fama, apoyado por una gama de conocidos relacionados al mundo de la música, hecho que le ha valido críticas por estar “bajo la tutela de renombres dentro del género”.

El 3 de abril del presente añoel artista soltó un sencillo con un relato que comienza sobre lo acontecido un par de días antes de su detención, junto a otros cuatro individuos, por posesión de armas de fuego (3 de abril del año 2016) donde señala que fue secuestrado, lo que genera aún más polémica por su posible disputa con gente local vinculada al mundo de las drogas.

Apoyado por productores reconocidos en la música como Frabian Eli (ex manager de Arcangel y actual manager de Anuel) y señalado por varios artistas urbanos como Ozuna o Almighty como el que “se encargó de comercializar el trap” en Puerto Rico, fueron quienes se encargaron de apoyar una campaña propiciada por los fanáticos de Anuel llamada “Free Anuel” durante su juicio.

Con el contenido de los temas grabados de la carrera artística previa a caer en prisión, y otros temas como “Me contagie” en colaboración con su amigo Kendo Kaponi, va subiendo en las listas de las más sonadas. Llegó a ganar un disco platino certificado, gracias a su sonado sencillo ‘Ayer’. 30 meses más tarde y cumpliendo su condena, sale de prisión soltando el albúm ‘Real hasta la muerte’ el mismo día de su liberación.

Para muchos “el verdadero Anuel nunca salió de la cárcel” pues consideran que las letras anteriores eran más reales y no estaban tan ligadas a las disqueras. El artista con más de 22 millones de seguidores en Instagram, es todavía uno de los cantantes más jóvenes y con mejor proyección del género junto a Bad Bunny, a quien confiesa “escuchaba en prisión por considerarlo mi competencia”.

 

@Mui

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here