Samsung presentó este domingo en Barcelona la nueva generación de sus teléfonos estrella, Galaxy S7 y S7 Edge, que llegarán con resistencia al agua, mayor potencia y una cámara más rápida.

La curva sigue siendo bella para Samsung, que ha desterrado de sus nuevos teléfonos cualquier angulosidad y ha optado por el formato esférico para su cámara Gear 360.

El terminal insignia de la coreana, con permiso de su hermano Galaxy Note, vuelve a desdoblarse en dos versiones: el S7, con pantalla de 5,1 pulgadas y estructura convencional, y el S7 Edge, de 5,5 pulgadas y con bordes de pantalla curvados e interactivos.

Los principales cambios que introduce el Galaxy S7 son internos y tienen que ver con potencia, autonomía y óptica, en este video les quedará más claro cuáles son los cambios de estos nuevos teléfonos. Con información de: EFE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here