Aprenda qué hacer con las redes sociales de alguien que muere

Aprenda qué hacer con las redes sociales de alguien que muere

0 160

La tarde del viernes 11 de noviembre fue extraña, escabrosa y, de cierta manera, graciosa para millones de usuarios de Facebook que estuvieron conectados en ese momento. Lo que produjo ese conjunto de reacciones no fue nada menos que el anuncio de la muerte de incontables personas, incluido el mismísimo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

 

Pero no se trató de una tragedia, ni de que usuarios de la red social se hayan burlado de fallecimientos reales. De hecho, a muchos de ellos les habría resultado imposible burlarse porque, según Facebook, ellos también estaban muertos.

“A la memoria de [NOMBRE], esperamos que la gente que ama a [NOMBRE]encuentre consuelo en las cosas que otros comparten para recordar y celebrar su vida”, rezaba la frase que aparecía en el encabezado de los perfiles de millones de usuarios de la red.

Por supuesto, se trataba solamente de un error que causó que millones de páginas fueran ‘memorializadas’, es decir, que se volvieran sitios en memoria de su propietario. En menos de un día llegaron las disculpas de Facebook.

Puede que un episodio como este no vaya más allá de generar incertidumbre y bromas en las redes sociales. No obstante, sirve para recordar que existe la opción en Facebook de inmortalizar la imagen de una persona fallecida. De hecho, existe un protocolo por seguir cuando el dueño del perfil perece.

Esta no es la única red social que tiene dicho procedimiento. Otras plataformas como Twitter, Instagram e inclusive Google saben cómo actuar en estos casos. Esto es lo que hay que hacer en cada una de estas para manejar la cuenta de alguien que ha fallecido:

En Facebook

En Facebook, el propio titular de la cuenta puede decidir qué pasará con su cuenta en caso de que muera. Al igual que Instagram, la cuenta puede convertirse en conmemorativa o ser eliminada cuando alguien notifique el deceso del titular.

Si quiere definir desde ahora el futuro de su cuenta tras su muerte, abra las opciones (el triángulo apuntando hacia abajo que se encuentra al lado de notificaciones) y seleccione ‘configuración’. Diríjase al panel izquierdo y haga clic en la opción ‘seguridad’.

En la opción ‘contacto de legado’ puede designar a un contacto de su lista de amigos para que se encargue de su cuenta cuando usted ya no esté, o bien puede optar por la eliminación de esta en el vínculo que está justo debajo.

Las características de una cuenta conmemorativa en Facebook son: un encabezado que dice ‘en memoria’, el hecho de que sus amistades pueden seguir publicando libremente en su biografía, la permanencia de las publicaciones (fotos, estados, etc.) y la imposibilidad de que alguien inicie sesión.

Además, el contacto de legado puede controlar la cuenta conmemorativa al hacer clic en ‘administrar’, en la parte inferior derecha de la foto de portada. La persona autorizada tiene las facultades de agregar publicaciones destacadas (como información para la asistencia al velorio), aceptar solicitudes de amistad y cambiar la foto de perfil y de portada.

Así mismo, podrá descargar un archivo que contiene todas las fotos y los videos compartidos, las publicaciones, la información del perfil y la lista de amigos.

Si una persona aún no ha definido esto en la configuración de su perfil, su familia puede enviar una solicitud –como en Instagram– para pedir la eliminación total de la cuenta.

En Twitter

Twitter es muy claro al señalar en sus políticas que no puede dar de ninguna manera acceso a la cuenta de nadie. Por eso, en caso de muerte, la única posibilidad es desactivar la cuenta.

Para lograrlo hay que abrir las opciones de la cuenta y seleccionar ‘ayuda’. Se accede a ‘políticas y reportes’, ‘denunciar infracciones a las políticas’, ‘reportar un incumplimiento’ y, finalmente, ‘comunicar a Twitter el fallecimiento de un usuario o contenido relacionado con un miembro fallecido de la familia’.

A partir de este punto le exponen las condiciones para desactivar la cuenta de un fallecido o una persona incapacitada. En ambos casos, lo dirigen a un primer formulario, cuya respuesta debe ser ‘quiero solicitar la desactivación de la cuenta de un usuario fallecido o incapacitado’.

De esta forma le pedirán el nombre y dirección del usuario, así como el correo electrónico suyo y la relación con el fallecido. Twitter se pondrá en contacto y le pedirá su documento de identidad y el certificado de defunción para así poder cerrar definitivamente la cuenta del titular.

Que sus fotos perduren en Instagram

En Instagram, el procedimiento comienza al tocar el engranaje que está ubicado en la parte superior derecha de la pantalla del celular y acto seguido se debe seleccionar ‘servicio de ayuda’ (en la versión de escritorio solo hay que descender hasta seleccionar donde dice ‘asistencia’).

Busque ‘centro de privacidad y seguridad’ y después ‘reportar algo/envía tu denuncia’. Continúe en ‘otros tipos de denuncia’ y acto seguido ‘¿cómo denuncio la cuenta de un fallecido en Instagram?’

En el caso de esta red social hay dos opciones: hacer que la cuenta del fallecido se convierta en conmemorativa o solicitar su eliminación. Al hacer una cuenta conmemorativa, esta no aparecerá en la barra de búsqueda, ni se podrá iniciar sesión con ella ni ser modificadas de ninguna manera (como cambiar me gustas, seguidores o fotos). Eso sí, todas las publicaciones del usuario estarán a la vista en su perfil.

El formulario es el mismo en ambos casos. Se deben dar los nombres del fallecido, el nombre de su cuenta de Instagram y prueba del parentesco con él. Algo que llama la atención es que para probar su muerte no es necesaria el acta de defunción. Un aviso en el periódico puede ser válido como prueba.

SERGIO TRUJILLO
TECNÓSFERA

SIN COMENTARIOS

Deja tu comentario